• Nación

Yo me hubiera atrincherado en Culiacán, dice el panista Marko Cortés

  • e-consulta.com.mx
El presidente nacional del PAN reconoció que él no es experto en temas de seguridad y precisó que es contador público
.

Marko Cortés, presidente del PAN, aseguró que él se hubiera atrincherado en Culiacán para dar tiempo a que llegaran los refuerzos y que habría mantenido prisionero al delincuente.

Reconoció que él no es experto en temas de seguridad y precisó que es contador público. Marko Cortés afirmó que con la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de El Chapo Guzmán, se vulnera al Estado mexicano.

“Ya estando en ese momento, me atrinchero, deteniendo al delincuente mientras llega respaldo terrestre y aéreo para poder controlar la situación, pero yo no soy el experto, yo soy contador público, y lo que puedo decir es que vulnera al Estado mexicano”.

El jueves 17 de octubre, las autoridades federales intentaron capturar a Ovidio Guzmán López, pero la estrategia falló y decidieron suspender la operación para no poner en riesgo las vidas de ciudadanos.

Marko Cortés le dijo a la periodista Azucena Uresti, de Radio Fórmula, que es necesario que los cuerpos policiacos cuenten con mejor preparación y que deben trazar bien las estrategias.

“Tener una mejor preparación, porque si se trata de detener al hijo del líder del cártel de Sinaloa, no voy con 30 elementos, voy con muchos más, preparo de forma más adecuada la estrategia y asumo que va a haber reacción por parte de los delincuentes”.

Afirmó que se debe esclarecer qué fue lo que ocurrió en Culiacán y precisó que la violencia aleja las inversiones, porque lo que quieren los empresarios es seguridad.

“Para nosotros es importante que se aclare a la luz de todos los mexicanos qué fue lo que se hizo y por qué se hizo así, y además que se comprometa el gobierno a que un hecho tan lamentable, sin precedentes, no vuelva a ocurrir, porque se vulnera el Estado de derecho, y si estamos hablando de que hay que traer inversión para generar trabajo para la gente, la inversión no va a donde no hay Estado de derecho, a donde no hay seguridad”.

Marko Cortés indicó que con la decisión de suspender la operación para capturar a Ovidio Guzmán López se condena a los sinaloenses a ser un narcoestado.

“Con una decisión como esta, se está condenando no sólo a los sinaloenses a seguir siendo un narcoestado, sino se está condenando a los ciudadanos diciéndole a los narcotraficantes cómo zafarse del gobierno y de la ley. Amenacen a la gente civil, entonces el gobierno los dejará libres”.

“Se está claudicando a combatir a la delincuencia y la delincuencia se está expandiendo y se manda un mensaje de debilidad de Estado mexicano frente a la delincuencia y los más afectados somos los ciudadanos porque nos exponen a la amenaza permanente”.

Foto: Twitter @MarkoCortes

Visitas: 316

Versión para impresión

Comentarios de Facebook: