• Seguridad

Judith Abigail murió de un impacto de bala en el rostro

  • Alberto Montero
Habría sido asesinada el mismo día que desapareció tras acudir a un campo de tiro en San Baltazar Torija, a escasos kilómetros de la ciudad de Puebla
.

De un impacto de bala en el rostro fue asesinada Judith Abigail Jiménez Pulido después de asistir al campo de tiro Liga de Cazadores ubicado en San Baltazar Torija, según lo revelaron fuentes policiacas, mismas que indicaron que se continúa con diversas pesquisas para tratar de ubicar al responsable del feminicidio.

Se sabe que por el estudio crono-tanatológico que se le practicó, habría sido asesinada el mismo día que desapareció, es decir el 8 de agosto.

A pesar de que la causa de muerte de Judith Abigail fue el impacto de bala que recibió en el rostro, no se encontraron más huellas de violencia. Ante el sigilo de la investigación, las fuentes consultadas prefirieron no revelar el calibre del arma con el que fue asesinada la mujer de 28 años de edad y madre de dos hijos.

En tanto, ayer domingo, los restos de ‘Abi’, como le decían de cariño, fueron sepultados en el panteón Santa Cruz Jardín Eterno localizado al sur de la ciudad de Puebla, en la Cuarta Sección de San Ramón, donde más de cincuenta familiares y amigos le dieron el último adiós después de una misa de cuerpo presente.

Pese a que la familia y amigos de la víctima han señalado como principal sospechoso a Jorge Eduardo N, el amigo gallero con el que el pasado 8 de agosto Judith acudió a campo de tiro, al momento no ha sido detenido.

La Fiscalía de Puebla, tras el hallazgo del cuerpo el pasado viernes, aseguró que procederá contra quien resulte responsable.

El 8 de agosto Judith fue en la camioneta de Jorge Eduardo a un campo de tiro en la zona de Valsequillo y alrededor de las 21:30 horas se disponían a volver a Puebla, cuando supuestamente un vehículo les cerró el paso, por lo que perdieron el control y terminaron por volcar.

Los responsables del percance se habrían llevado privada de su libertad a Abigail, mientras que Jorge Eduardo se quedó atorado en la cabina de la camioneta aunque por sus propios medios logró trasladarse hasta el Hospital Betania en la ciudad de Puebla, según su versión inicial.
Desde un inicio la familia Abigail desconfío de ese relato y aunque trató de hablar con Jorge Eduardo en el hospital, este estaba inconsciente y apenas fue dado de alta desapareció, incluso dando de baja sus redes sociales.

Foto Alberto Melchor

Visitas: 3,785

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: