• Salud

De la cuasi gratuidad a 2,500 pesos, el aborto para mujeres poblanas

  • Laura Ruiz
Acompañamiento para hacerlo en hospitales públicos de la CDMX, paquetes en clínicas privadas de esa entidad y pastillas enviadas por paquetería son las opciones
.

Abortar si se vive en Puebla, donde apenas se discute la gratuidad y legalidad del proceso en términos amplios, puede ir de los simples gastos de traslado a la Ciudad de México, a los 2 mil 500 pesos por paquetes en instituciones privadas de la misma entidad más el transporte, pasando por pastillas que se envían a domicilio hasta por mil 599 pesos. 

La seguridad de las opciones es sin embargo variada, de acuerdo con Natali Hernández Arias, quien forma parte de Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (CAFIS) A.C. y la Campaña Aborto Legal Puebla.

Para la opción gratuita, explica la activista, se requieren redes de acompañamiento y existen alternativas como el Fondo María, la Alianza Nacional por el Derecho a Decidir o las propias redes sociales de la red poblana. 

Empero, la experiencia en el ejercicio de buscar en Google para la realización de esta nota, demuestra que esas no son las primeras opciones con las que una mujer necesitada se encuentra, sino las clínicas privadas y la venta de pastillas

Entre las instituciones de paga con páginas en línea está por ejemplo el Centro Médico Mujer que oferta información variada y cuenta con un chat informativo; así como el directorio de clínicas  Clinicas-aborto.com.mx que también informa y propone paquetes que incluso regalan el taxi desde centrales camioneras a las clínicas. 

Para el caso de las pastillas están opciones Cytotec que en su sitio brinda información básica sobre el aborto con medicamentos y poco detalla los riesgos, además de contar con una única vía de asesoría por WhatsApp y cobrar en un mecanismo similar a Mercado Libre

Al movimiento abortista en Puebla, agrega Hernández Arias, también han llegado testimonios de mujeres que se han realizado abortos clandestinos, pero seguros en instituciones privadas de la ciudad no especificadas. 

"Hemos visto prácticas en centros de salud privados donde pagan un monto y por ese monto reciben un servicio adecuado como un aspirado manual uterino o un aborto con medicamentos, aunque no sea legal, es seguro", detalló en entrevista. 

A nivel internacional y nacional, detalla la activista, se ha generado información pública y accesible en línea sobre cómo abortar de manera segura, de entre la que destacan protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El problema es que en la práctica las mujeres en necesidad pueden no encontrar la información más adecuada y esto afecta las decisiones que se toman.

"La realidad es que cuando una mujer quiere interrumpir un embarazo recurre a cualquier medio y a cualquier información, sobre todo cuando está desesperada

"Entonces sí es muy importante reconocer que justo el tema de que no sea legal pues hace que se hagan una serie de mitos al respecto del procedimiento, que las mujeres no puedan hablar abiertamente de esto y que por lo tanto accedan a información que puede no ser la mejor", dijo. 

Entre las malas experiencias que ha conocido desde el activismo poblano, están por ejemplo las dosis inapropiadas de medicamentos abortivos e incluso la entrega de fármacos cuya autenticidad no es verificable. 

Algunas de las recomendaciones que desde el movimiento de Puebla hacen es recurrir a las redes de acompañamiento y basarse en lo que difunden instituciones formales como la OMS y la misma Secretaría de Salud de la capital del país. 

En cuanto a la iniciativa presentada en el Congreso, Hernández Arias comentó que representa avances, pero es perfectible en aspectos como hacer la ley más clara, considerar una Norma Oficial Mexicana (NOM) que no obliga la denuncia de violaciones para realizar el procedimiento y también en la sanción con trabajo comunitario después de la semana 12.

Foto: archivo e-consulta

Visitas: 289

Versión para impresión

Comentarios de Facebook: