• Gobierno

Con préstamos del gobierno operan Cendis del PT en Puebla

El que se encuentra en Tehuacán está cerrado desde su inauguración en 2014, permanece sin electrificación y, según un dictamen, su techo está por colapsarse
.

Patricia Méndez y Yomara Pacheco

Con préstamos y en números rojos operan los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) en Puebla, incluso el que se encuentra en Tehuacán está cerrado, permanece sin electrificación y el paso del tiempo ya deterioró sus instalaciones, aunque fue inaugurado en 2014.

La transparencia con la que funcionan esos inmuebles fue puesta en duda por el gobierno federal, después de que hace una semana congeló las cuentas bancarias del dirigente nacional del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya Gutiérrez, y de su esposa, María Guadalupe Rodríguez Martínez.

Ellos impulsaron estos centros a nivel nacional y gestionaron recursos ante los gobiernos estatales y el federal, sin embargo hoy son investigados ante la presunción de que los apoyos para esas escuelas fueron desviados a otros fines.

Trabajadores a cargo de los Cendis estiman que empezarán a padecer problemas de liquidez, ante la situación en la que se encuentran, por lo que hicieron un llamado a la administración federal para que “detenga la persecución” en su contra.

Señalan que la inmovilización de las cuentas del líder del PT ocurrió después de que el partido anunció que respaldará a Andrés Manuel López Obrador en las próximas elecciones presidenciales, por lo que perciben una venganza política.

[relativa1]

En números rojos los Cendis en Puebla

El personal médico y docente que labora en el Cendi “Diego Rivera” de Cuautlancingo abrió a e-consulta sus instalaciones con el fin de mostrar que ofrece un modelo educativo distinto para hijos de padres con escasos recursos.

Esther Martínez, quien en Puebla es representante de la organización Tierra y Libertad –la cual está a cargo del funcionamiento de esos planteles a través de agrupaciones civiles–, teme que los centros cierren sus puertas ante la investigación que realiza la Procuraduría General de la República.

Reveló que desde principios de 2017 no han recibido recursos los cinco Cendis que actualmente están en operación en Puebla, por lo que el diputado local petista Mariano Hernández Reyes ha tenido que gestionar préstamos ante el gobierno de Puebla para que sigan en funcionamiento.

La representante de la agrupación comentó que desconoce el monto que el partido adeuda a la administración estatal, ya que esas cifras sólo las conoce el legislador, no obstante, recordó que para que un Cendi opere adecuadamente son necesarios entre 5 y 6 millones de pesos al año.

Ante esa situación, previó que en los próximos meses tengan problemas de liquidez y que incumplan con el pago de salario de los docentes y de algunos servicios. Por ello, anunció que realizarán movilizaciones a fin de impedir que limiten los recursos y evitar que haya señalamientos de malversación.

Para consultar el tema se buscó al legislador local pero no fue localizado.

En 2016 se autorizaron 4 mdp

Una revisión al Padrón de Entidades Beneficiadas del Programa U031 Fortalecimiento a la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal, que es la partida mediante la que se asignan recursos para los Cendis en el país, indica que en 2016 se autorizaron recursos por 4 millones de pesos para el caso de Puebla.

En el documento correspondiente a 2017 no figura la entidad poblana, sin embargo sí recibieron apoyos Aguascalientes, Chiapas, Durango y Michoacán, las cuales fueron beneficiadas con 80.5, 20, 115 y 75 millones de pesos, respectivamente.

¿Cómo funciona un Cendi?

El personal de un Cendi con el servicio de educación inicial asciende a 32 personas, entre docentes, un médico, una trabajadora social, personal de cocina, un profesor de música y demás trabajadores administrativos.

Las actividades inician a las 7:30 de la mañana, cuando los papás acuden a dejar a sus hijos.

Las profesoras revisan que los niños traigan consigo una muda y una botella de agua, además de que vayan aseados.

Posteriormente, los alumnos son revisados por una médico, quien checa que no tengan algún padecimiento, sobre todo que sea contagioso; en caso de detectarlo, se avisa a los tutores para que lo atiendan de manera personal.

La revisión consiste en checar temperatura, que no hayan tenido vómito o diarrea, además de ofrecerles el servicio de vacunación –que se realiza en colaboración con alguna institución de salud pública–.

A los menores de educación inicial se les ofrecen servicios como estimulación temprana, incluso, cuentan con un lactario.

En el caso de los alumnos de preescolar las docentes utilizan el modelo de aprendizaje PEP, el cual se enfoca en áreas como lenguaje, construcción, imitación de roles, cómputo, inglés, música, educación física y danza.

Las profesoras deben realizar un reporte diario para los padres, en el que les informan el estado de ánimo que tuvieron sus hijos y si presentaron alguna complicación, así como los avances en su aprendizaje.

[relativa2]

Cuotas escolares para inscripción y alimentación

Los Cendis también cuentan con área de nutrición, en la que se ofrece desayuno y merienda a los infantes, de acuerdo con un modelo previamente revisado por un especialista. Para ello, se solicita a los padres una cuota quincenal que oscila entre los 265 y 370 pesos, dependiendo de las condiciones económicas que tengan.

Asimismo, los tutores deben aportar una cuota única anual de 935 pesos, según comentó Esther Martínez, quien explicó que esos recursos son administrados por un comité que depende de las asociaciones civiles a cargo de los Cendis.  

Sin operar y a punto de caer Cendi de Tehuacán

A tres años de que fue inaugurado por el ex gobernador Rafael Moreno Valle, el Cendi de Tehuacán se encuentra cerrado, deteriorado por las inclemencias del tiempo y la falta de uso.

De acuerdo con un recorrido que realizó este medio de comunicación, el sitio carece de electrificación, además de que el área de cuneros, los juegos y la zona de vigilancia con computadoras y laptops comienzan a deteriorarse.

La entrada luce en malas condiciones porque el pasto, al no tener mantenimiento, está crecido y hasta el momento este sitio no ha sido utilizado.

Este Centro tuvo un costo de más de 15 millones de pesos y cuenta con tres aulas lactantes, tres de maternal, cámara gessel, sala de juntas, dirección administrativa y consultorios de Psicología, Pediatría y Odontología.

Apoyaría a los niños de uno a tres años con educación y estimulación temprana extraordinaria como se realiza en San Martín Texmelucan, Amozoc y Puebla.

Cabe destacar que el techo del Centro de Desarrollo Infantil, ubicado en avenida las Palmas, está a punto de colapsarse, de acuerdo con un dictamen que emitió Protección Civil.

Cada Cendi es administrado por asociaciones civiles. La agrupación “Emiliano Zapata” tiene a su cargo los Cendis “Diego Rivera” en la capital del estado y el que se encuentra en Amozoc.

La Unión de Organizaciones Indígenas Campesinas y Populares Tisentekitli está a cargo de los Cendis “Octavio Paz” de Cuautlancingo y el de San Miguel Xoxtla, mientras que la organización “Manos que transforman” administra el centro de San Martín Texmelucan.

Visitas: 2,153

Versión para impresión

Comentarios de Facebook: