• Entretenimiento

¿Por qué los evangélicos no festejan Halloween ni Día de Muertos?

Entre las principales causas y razones que se dan, es porque la Biblia menciona que los muertos no pueden regresar a la tierra
.

Día de Muertos es la tradición mexicana que en estos días hoy tiene ocupados a millones, pero Halloween con el paso del tiempo ha ido desplazando al festejo mexicano… pero hay algo que muchos han notado: los cristianos evangélicos no son parte de ninguno de estos dos festejos.

Y las razones que dan son porciones de la Biblia en donde se hace alusión a no relacionarse con los muertos.

Entre las principales causas y razones que se dan, es porque la Biblia menciona que los muertos no pueden regresar a la tierra; además de que no se debe hablar con los difuntos.

Aquí algunas porciones tomadas de la Biblia, de la versión Reina Valera 1960, por los evangélicos no dan tributo a la muerte:

“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”, Hebreos 9:27.

“Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti”, Deuteronomio 18:9-12.

“Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.

“Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.

Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá”, Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.

Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.

Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos”, Lucas 16:19-31.

“A la hechicera no dejarás que viva”, Éxodo 22:18.

“Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios”, 1 Corintios 10:20-21.

Foto Las2orillas

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]

Visitas: 18,982

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: