• Seguridad

Acribillan a transportistas y un probable asesino muere al huir

  • Diana Jiménez
Se desconoce el móvil del crimen de dos trabajadores de la ruta 1,de Huauchinango pero no se descarta que se haya tratado de un ajuste de cuentas pues uno era investigado por las autoridades en aquella región
.

En Huauchinango, dos trabajadores de transporte público fueron asesinados a balazos por al menos cuatro sujetos, uno de los cuales perdió la vida al chocar su vehículo cuando trataba de escapar de la Policía Municipal, cuyos uniformados lograron asegurar a los otros cómplices.

Todo sucedió entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, cuando dos trabajadores de la ruta 1, en ese municipio, pararon elcamión de pasajeros en la avenida Revolución, a la altura de la gasolinera “Servicio Marroquín”, para comprar unas cervezas en una tienda Modelorama.

Al salir para abordar la unidad, un sujeto descendió de una camioneta negra y les disparó  varias veces para después emprender la huida con sus cómplices.

Paramédicos de Cruz Roja arribaron y encontraron muerto al conductor del microbús, identificado con el nombre de Gumersindo I., de 38 años de edad, quien presentaba impactos de bala en la cabeza, pecho y pierna.

Al ver que era imposible hacer algo por él, procedieron a brindar los primeros auxilios a Carlos O., de 26 años de edad, quien se desempeñaba como cobrador y chofer de transporte público.

Éste último fue trasladado al Hospital General de ese municipio, pero unas horas más tarde falleció a consecuencia de los dos balazos que recibió en el cuerpo.

La Policía Ministerial realizó las diligencias de levantamiento de cadáver con apoyo de Servicios Periciales, mientras que la Policía Municipal implementó filtros en las entradas y salidas de la ciudad para detectar a los homicidas.

Minutos antes de las 4 de la mañana, los uniformados fueron alertados de que varios hombres alcoholizados habían iniciado una riña en el interior del bar “La Flaca” y continuaban peleándose afuera del mismo, en la calle Zaragoza, donde uno de ellos ya se encontraba lesionado.

Los policías acudieron inmediatamente y los testigos les informaron que uno de los presuntos agresores era un joven de 18 años de edad, apodado “El Chivo”, quien a su vez es cuñado del propietario del mencionado establecimiento.

Al ser señalado de participar en la riña, el joven –que se desempeñaba como ayudante de trailero- fue asegurado por los oficiales, a quienes comenzó a insultar.

Al momento en que era arrestado, uno de sus cómplices aprovechó para escapar en una camioneta marca Honda CVR, color negro, con placas del estado de Tlaxcala, cuyas características coincidían con las de la unidad involucrada en el doble homicidio de los transportistas.

En tanto, los otros participantes en la trifulca se dieron a la fuga a pie, en diferentes direcciones.

En su huida, el conductor de la camioneta les aventó la unidad a los uniformados y a las patrullas de Policía y Tránsito, lo que derivó en una carambola en la que fueron afectadas una patrulla y otras dos camionetas estacionadas sobre la calle Hidalgo.

Posteriormente, el sujeto manejó en sentido contrario sobre la calle Francisco Cravioto y los elementos iniciaron una persecución, pero lo perdieron de vista.

Minutos después, la Policía Municipal recibió una llamada anónima que reportaba un choque en el Antiguo Camino a Naupan, atrás de la Clínica del ISSSTE.

Los efectivos se trasladaron al punto, donde encontraron la camioneta Honda estrellada contra un árbol y al conductor tirado a un lado del vehículo, dentro del cual hallaron dos armas de fuego, al parecer utilizadas en el crimen de los dos trabajadores del volante.

Paramédicos de Cruz Roja llegaron al sitio y  se percataron que el hombre estaba inconsciente, aunque aún tenía signos vitales. Enseguida se lo llevaron al Hospital General, pero en el trayecto pereció.

Cabe mencionar que, en el operativo que implementó la Policía Municipal, se logró la detención de otros dos participantes en la riña.

El saldo total de estos últimos hechos fue de tres detenidos, un lesionado y un fallecido.

Los probables responsables, así como las armas y la camioneta, quedaron a disposición de la Fiscalía General del Estado para las investigaciones.

Aún se desconoce cuál fue el móvil del asesinato de los trabajadores de la ruta 1, pero no se descarta que se haya tratado de un ajuste de cuentas, toda vez que Gumersindo ya era investigado por las autoridades en aquella región, de acuerdo con la carpeta 307/2016/Huauc, aunque no se precisó por qué delito.

Visitas: 889

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: