• Nación

Hubo personas que actuaron de manera criminal en la VW

Una fábrica de motores de Volkswagen cerró ayer uno de sus horarios y la división de servicios financieros congeló contrataciones
.

Las personas implicadas en el caso del programa informático incluido en millones vehículos diésel del grupo Volkswagenactuaron de manera criminal”, declaró a la televisión británica BBC el integrante del consejo de administración de la firma, Olaf Lies.

“Se ha cometido un gran daño, porque millones de personas perdieron su fe en Volkswagen. Seguro que muchos presentarán demandas por daños”, agregó.

“Me avergüenza que gente en Estados Unidos que compró autos con completa confianza esté decepcionada”, concluyó según se informa en una nota del periódico La Jornada.

Por su parte, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, afirmó que una de las causas del escándalo de la manipulación de los motores de Volkswagen (VW) es la cada vez mayor codicia que existe en el mercado mundial.

Audi interpuso una demanda contra Volkswagen ante la fiscalía de Ingolstadten en Alemania para apoyar la aclaración del escándalo de manipulación de emisiones de gases, al tiempo que perdió su título de “Automóvil Verde del Año”, dijeron los organizadores del premio, la publicación Green Car Journal, que anunció que rescinde el premio de 2009 al Jetta TDI y el premio de 2010 al Audi A3 TDI. También el distribuidor de Volkswagen Group en Portugal asentó que vendió 94 mil 400 vehículos equipados con motor diésel que puede falsear las pruebas de emisiones.

Casi 1.2 millones de autos en Reino Unido y cerca de un millón en Francia fueron equipados con el software de falsificación de los controles de contaminación en distintas marcas de coches diésel del grupo Volkswagen (VW), según las revelaciones de este miércoles.

Volkswagen informó que vendió en España 683 mil 626 vehículos equipados con motores diésel implicados en el escándalo sobre la manipulación de las pruebas de las emisiones contaminantes. Son 257 mil 479 vehículos de la marca Volkswagen; 221 mil 783 de Seat, 147 mil 95 de Audi, 37 mil 82 de Skoda y 20 mil 187 de Volkswagen de carga, explicó la marca alemana en un comunicado.

Piden discreción en México

Un despacho de Prensa Latina citó que Volkswagen de México pidió a sus trabajadores discreción respecto de las decisiones en la planta sobre la crisis que afecta a la matriz.

Volkswagen instó en una circular a los empleados en Puebla a no revelar las medidas que allí se tomen. La advertencia se da en un escenario en la que fuentes del Sindicato de la Industria Automotriz afirman que habrá reducciones salariales, despidos y modificaciones.

En Berlín, ejecutivos de Volkswagen están preparando una investigación externa y otra interna sobre el fraude, dijo a Reuters una fuente cercana al asunto.

En Francfort, un comité del consejo de vigilancia de la empresa, integrado por sólo cinco personas, se reunió este miércoles en una nueva reunión de crisis. La misma podría continuar hasta tarde en la noche, según la prensa alemana. El órgano de control ha prometido “una investigación sin concesiones”.

Trazando un paralelismo con la crisis financiera de 2008, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, fustigó “la avidez de gloria, de reconocimiento” en Volkswagen. “Cuando se quiere triunfar en los mercados, la competencia es terrible. Estamos aturdidos, y veremos cómo termina esto”, añadió.

No obstante, tras haber perdido 40 por ciento de su valor bursátil a lo largo de una semana, la acción de la empresa se recuperó un poco, este miércoles al cierre de la Bolsa de Fráncfort, con un alza 2.68 por ciento, a 97.75 euros por título.

Según el mensual Manager Magazin, una decena de ejecutivos han sido suspendidos de sus funciones durante la investigación, por sospechas de participación activa en la comisión del fraude o de haber estado al tanto sin intervenir.

Cierran turnos de Volkswagen en Salzgitter

La fábrica de motores de Volkswagen en Salzgitter cerró ayer uno de sus horarios y la división de servicios financieros de la empresa congeló temporalmente sus contrataciones. Stella Pechmann, portavoz de la planta que produce diariamente unos 7.100 motores diésel y en la que trabajan 7.000 personas, ha confirmado una información del diario Wolfsburger Allgemeine Zeitung sobre el recorte alegando la rebaja de previsiones de demanda de producción.

Por su parte, la división de servicios financieros de Volkswagen congeló las contrataciones hasta finales de año. En este caso el portavoz correspondiente, Stefan Voges, garantizó que los acuerdos de contratación previos siguen sin cambios.

Según otra nota del periódico español El Mundo, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha declarado que no considera que el asunto vaya a afectar a Alemania como un centro de negocios. "Saldremos de esta crisis más fuertes, aprendemos de las crisis", dijo, aunque también reconoció que "al final VW no será como era, y muchas cosas cambiarán ahí estructuralmente".

Los sindicatos ya han comenzado a hacer declaraciones en defensa del empleo en la compañía. El jefe de IG Metall, Detlef Wetzel, ha insistido en que "son los directivos los que deben asumir las responsabilidades, est no tiene nada que ver con los trabajadores", pero no puede hablar con la boca muy grande porque si algo caracteriza el modelo de gestión de Volkswagen es el alto nivel de representación de los sindicatos en los órganos directivos y en la toma de decisiones.

El sistema de dirección de la compañía establece un equilibrio entre un consejo de administración y un consejo de vigilancia. Los trabajadores están representados en el órgano de supervisión y el presidente del consejo de vigilancia tiene voto de calidad en la toma de decisiones. En Volkswagen, 20 miembros componen este órgano: siete elegidos por los trabajadores, tres por los sindicatos y el resto por los accionistas (dos de ellos del Land de Baja Sajonia).

El consejo de vigilancia se reunió en seis ocasiones en el pasado año fiscal, según recoge el propio organismo en su memoria anual con un promedio de asistencia del 97,5%, y todos los miembros asistieron al menos a la mitad de los encuentros. Además de las reuniones del organismo al completo, se establecieron cuatro comités para llevar a cabo funciones concretas: Comité Ejecutivo, Comité de Nombramientos, Comité de Mediación y Comité de Auditoría.

El primero de ellos está compuesto por seis miembros con tres accionistas y tres trabajadores. En la comisión de nombramientos únicamente están presentes los representantes de los accionistas, mientras que en las dos comisiones restantes figuran dos representantes de los trabajadores y dos de los accionistas.

Entre las decisiones tomadas por el organismo el año pasado se encuentra, por ejemplo, aprobar los estados financieros consolidados y los estados financieros anuales de la compañía previamente elaborados por el consejo de administración. Además también se ocupó de cuestiones estratégicas como los planes de gestión para establecer dos nuevas plantas de producción en China. Cualquiera de los miembros de este órgano puede ser considerado responsable de estrategias delictivas de la compañía.

La intención de los sindicatos parece ser centrar la atención en el presidente del consejo de vigilancia, Bernd Osterloh. "No estamos obligados a estar orgullosos de nadie", ha dicho Detlef Wetzel sobre el papel de Osterloh en el consejo.

"No vamos a pagar nosotros por su crisis", ha dicho, añadiendo que la Mitbestimmung no es responsable de qué componentes se utilizan en la fabricación de los coches", en referencia al concepto legal de Mitbestimmung, el principio de codeterminación que establece que en las empresas de más de 500 empleados en Alemania deben estar representados en su consejo de supervisión. "Ni las limpiadoras ni los porteros han sido los responsables", argumenta Wetzel.

Australia impondrá multa millonaria a VW

La automotriz alemana Volkswagen podría enfrentar también en Australia millonarias multas por el escándalo de la manipulación de las emisiones contaminantes de sus vehículos, informó este jueves (01.10.2015) la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC).

La introducción de un software manipulado viola las leyes australianas, subrayó el organismo. Las autoridades aún están esperando las informaciones de VW para saber si fueron vendidos en el país automóviles manipulados, se indicó.

Audi, filial de VW, ya reconoció que sí lo ha hecho, aunque subrayó que el software en el motor de estos vehículos no estaba activado.

"Estamos muy preocupados por los potenciales daños a los consumidores y la competencia", dijo el presidente de la ACCC, Rod Sims. Cada infracción de la ley podría conllevar una multa de hasta 1,1 millones de dólares australianos (unos 692.000 euros), dijo a dpa un portavoz de la comisión. La multa se calcula por cada automóvil vendido que tenga activo el software que servía para manipular el registro de las emisiones.

Visitas: 962

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: