• Economía

VW y Audi intentaron burlar norma ambiental de los EU

  • Samantha Páez
Manipularon vehículos que emiten hasta 40 veces más gases tóxicos de lo permitido
.

El gobierno de Estados Unidos investiga 482 mil automóviles de las marcas Volkswagen y Audi, algunos probablemente producidos en Puebla, debido a que cuentan con un dispositivo "ilegal" para evadir la norma ambiental de dicho país.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) dio a conocer en un boletín de prensa y en un Aviso de Violación (Notice of Violation) más detallado, que las compañías alemanas manufacturaron e instalaron dispositivos manipulados en los vehículos de cuatro cilindros Jetta, Beetle, Audi 3, Golf y Passat desde 2008 hasta 2015.

El dispositivo es un programa de computadora que detecta las pruebas que hace la EPA en los vehículos, de tal forma que el control de emisiones de gases contaminantes sólo funciona en ese momento y no de manera habitual, con lo cual las unidades emiten hasta 40 veces más gases tóxicos de lo permitido.

La EPA, que sería el equivalente a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en México, señaló también que con la fabricación y venta de los vehículos las empresas automotrices violaron dos políticas importantes de la Ley para Aire Limpio.

Cuestionable actuación

De acuerdo con el Aviso de Violación, emitido el 18 de septiembre, la anomalía fue detectada por investigadores de la Universidad de Virginia del Oeste, de manera conjunta con el Consejo de Transporte Limpio y organizaciones no gubernamentales, en mayo de 2014 pero sólo en los modelos Jetta 2012 y Passat 2013.

Sin embargo cuando la EPA y el gobierno de California cuestionaron a la Volkswagen en diciembre de 2014, la compañía respondió que las altas emisiones podrían deberse a problemas técnicos o inexplicables condiciones de uso.

Fue hasta que la EPA y California anunciaron que no aprobarían los certificados de los automóviles 2016 que la armadora alemana reconoció la existencia del dispositivo.

Las irregularidades abarcan a 482 mil vehículos modelos 2009 a 2015 de Jetta, Beetle, Audi A3 y Golf, así como Passat 2013 a 2015, vendidos en Estados Unidos desde 2008.

Según la página oficial de la empresa, Volkswagen de México produce los modelos Golf Séptima Generación, Jetta A6, Beetle, Beetle Cabrio y Golf Variant en su planta de Puebla. Mientras que el Passat se fabrica en Brasil y el Audi A3 en Ingolstadt, Alemania.

Habrá sanciones

En el aviso, publicado en la página oficial de la EPA, se menciona que las investigaciones continúan pero que hasta el momento existen elementos suficientes para comprobar las irregularidades en que incurrieron Volkswagen y Audi.

En ese sentido la Agencia de Protección Ambiental podría notificar al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que se realice alguna acción.

Pese a ello las compañías tendrán que pagar una multa de 3 mil 750 hasta 37 mil dólares por cada vehículo que violó la norma ambiental.

En el boletín de prensa Cynthia Giles, de la Oficina para el Cumplimiento y Garantía del Cumplimiento (Office of Enforcement and Compliance Assurance), dijo que "es ilegal y amenaza la salud pública usar dispositivos manipulados en coches para evadir los estándares de aire limpio".

Esto debido a que los gases lanzados por los vehículos son óxidos de nitrógeno (NOx), que generan problemas de salud como ataques de asma, problemas respiratorios y hasta muerte prematura.

 

Visitas: 3,200

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: