• Nación

Persistirá la volatilidad del peso frente al dólar

El dólar interbancario cerró ayer en 16.4885 unidades a la venta, cifra que no se lograba desde el 31 de agosto pasado
.

La decisión de la Fed de no elevar tasas de interés brinda un respiro al Banco de México para mantener en 3% su tasa de referencia, pero también mantiene la incertidumbre en los mercados financieros internacionales, por lo que se prevé que persista la volatilidad en el peso y en la bolsa de valores.

De acuerdo con una nota del periódico Excélsior, Marco Oviedo, economista en jefe para México de Barclays, expresó que la decisión de la Fed implica que México no va a subir tasas el próximo lunes.

Luego de la decisión de la Fed pudiera continuar la volatilidad en el peso mexicano y en la bolsa de valores”, advirtió.

Mario Correa, director de Estudios Económicos de Scotiabank, recalcó que “los mercados tratarán de digerir en los próximos días el comunicado de la Fed, pero sin duda la volatilidad continuará hasta que no comience el proceso de normalización de la política monetaria”.

La realidad es que el panorama de la economía global no ha cambiado y yo creo que van a seguir vigentes los temores por la desaceleración que se está dando en China y la misma volatilidad que hemos visto en los mercados seguramente regresará en octubre y un poco antes cuando venga la siguiente decisión de la Fed”, enfatizó Correa.

En tanto, Marco Oviedo advirtió que todavía existen riesgos sobre la actividad económica mundial y los mercados financieros van a estar actuando en consecuencia.

La Fed está tomando en cuenta que lo que ha pasado en la economía mundial y en los mercados financieros puede afectar a su economía, con lo cual queda claro que el panorama de crecimiento sigue estando bastante inestable y esto incluye también a la economía mexicana”, abundó.

Los mercados financieros de México y Estados Unidos mantuvieron un comportamiento incierto, luego de la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener sin cambio su tasa de interés, lo que contribuyó a la incertidumbre de los mercados, los cuales tuvieron el jueves una sesión de altibajos, aunque al final de la jornada, el peso mexicano resultó favorecido con una apreciación de 1.49%, al cerrar operaciones en 16.48 unidades por dólar en su modalidad interbancario, reportado por el Banco de México.

El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores finalizó la sesión con un alza de 1.20% respecto del cierre del martes.

El mercado accionario estadunidense terminó el día con resultados mixtos. El índice Nasdaq registró una ganancia del 0.10 por ciento, mientras que el S&P 500 y el promedio industrial Dow Jones experimentaron correcciones del 0.26 por ciento y 0.39 por ciento, respectivamente.

El dólar se cotizó por debajo de los 17 pesos

Según cifras publicadas por el Banco de México, el dólar interbancario cerró ayer en 16.4885 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 24.80 centavos, el 1.48%, respecto al martes.

De acuerdo con “El Financiero”, si se toma el cierre del miércoles de las operaciones internacionales del peso de 16.5484 reportado por Bloomberg, la moneda nacional presentó una ganancia de 0.36 por ciento. En operaciones de ventanilla o de menudeo, el dólar se vendió en promedio alrededor de 16.79 pesos. Una cotización por debajo de la barrera de las 17 unidades que no se veía desde el pasado 31 de agosto.

La sesión se caracterizó por una cierta volatilidad. El tipo de cambio alcanzó un máximo en 16.622 y un mínimo en 16.448 unidades en el mercado de mayoreo.

Como era esperado por el promedio del mercado, la Reserva Federal de Estados Unidos dejó sin cambio su tasa de referencia en el rango mínimo histórico de entre 0% a 0.25%. Este nivel permanece desde diciembre del 2008.

El último aumento de la tasa de referencia de la Fed se dio el 29 de junio de 2006, esto es desde hace más de nueve años. La decisión del banco central de Estados Unidos tiene diferentes implicaciones. Desde el punto de vista financiero se genera una mayor calma, ya que quita incentivos para movimientos más bruscos de capitales, que pudieran afectar a los tipos de cambio y a las tasas de interés.

El alivio pudiera ser pasajero, dado que la probabilidad de un alza en la tasa de la Fed crece para diciembre o más tardar a inicios del 2016. Desde el punto de vista de la esfera real de la economía no es tan buena noticia.

La actividad en Estados Unidos no ha logrado consolidar del todo su fase de recuperación y los riesgos externos la podrían empañar. Para México implicaría una mejor generación de divisas por parte del sector exportador, pero quizá no tan fuerte como podría ser en el caso de una recuperación económica mucha más clara en Estados Unidos.

El tipo de cambio se acerca a un nivel clave de soporte, ubicado en 16.40 en el mercado de mayoreo.

Visitas: 782

Versión para impresión

Tags: 

Comentarios de Facebook: